Archivo

Posts Tagged ‘comando x’

Review: Comando X

Comando X es la última producción de La Fundación Villa del Cine, película que según palabras de su director José Antonio Varela: “es la historia de un venezolano que quiere hacer una empresa de motos VIP que con el tiempo se enamora de una muchacha y para estar bien con ella y con su familia termina en un grupo terrorista o metiendo la pata por ella”.

Fui al cine sabiendo el torbellino que estaba causando la película por su contenido político, tratando temas sensibles y tomando opiniones poco ponderadas dentro de la misma. Aun así decidí darle un chance, soy de las pocas personas que cada vez que sale una película venezolana me preocupo por ir a verla, es mas, soy de las poquísimas personas que le gustó producciones como “Miranda Regresa” de Luis Alberto Lamata y otras tantas como “El Tinte de la Fama”, “Mas allá de la Cumbre”, etc, etc. O sea me declaro FAN DEL CINE VENEZOLANO, como tal, fui con gran curiosidad y un poco de escepticismo al cine a ver Comando X, ¿cuál fue mi reacción y saldo al final de la película? Pues le tengo una respuesta que les pongo a continuación: ES LA PEOR PELICULA QUE HE VISTO EN MI VIDA!! (asi mismo en negrillas y en mayúsculas).

Es una película ofensiva para un sector grande del país, esta llena de estereotipos (muy malos y sesgados además), el humor es estúpido (ni siquiera a nivel Joselo, creo que cae más bajo que eso creando un nuevo estándar) , es una película que puede empezar un movimiento neo kitsch en el cine venezolano. En más de una oportunidad me sentí indignado por lo que estaba viendo y me quería levantar de la butaca e irme (pero nunca he hecho eso en una película y espero no hacerlo nunca), y no me sentí indignado por que lo que estaba viendo me atacara a mi, no me sentí aludido por todas las burlas a la oposición, me sentí INDIGNADO como venezolano, sentí pena ajena, rabia, impotencia… una serie de sentimientos que nunca había sentido en una película antes. Muchas veces no podía creer como de manera tan directa atacaban a lo que somos lo venezolanos, o al menos la gran mayoría; si nos gusta burlarnos de los demás y si esto incluye la política no importa pero lo hacemos de forma más inteligente que lo que hizo Comando X, la ironía y la sátira tienen que ser manejadas con cuidado para no caer en lo CHABACANO, ojalá Varela hubiese cuidado más estos detalles.

Ahora bien, ya una vez que saque lo anterior de mi organismo, debo decir que no todo es malo en la película, aunque muy poco es rescatable. Las actuaciones de Guillermo Londoño, interpretando a Manuel, Mariana Francisco como Lucía y Laureano Olivárez interpretando al amigo de Manuel son bastantes decentes, destacando la de Londoño como gordito bonachón muy latinoamericano, aunque debo decir que este último no fue explotado en todo su potencial. Londoño sale en pantalla como un gran actor de comedia, su gestual unido a un buen lenguaje corporal lo hacen perfecto para el rol que le dieron, más los tiempos que manejaron en el humor estaban fueran de sincro; los “chistes” no llegaban cuando debían, estaban mal llevadas de hecho creo que estaban colocados sólo por que si, cuando salían los colocaban pero no hubo un lenguaje humorístico pensado.

Los personajes de Mariana Francisco (Lucía) y Laureano Olivárez no tenían razón de ser, eran personajes vacías que cumplían funciones específicas en la vida de Manuel, pero que carecían de vida propia. Me explico, Lucía era la motivación de Manuel por que éste se enamora de Lucía es que pasan las cosas en la película, pero ella no hace más nada ,mas que estar con Manuel y ser linda. Ella cumple la función del objeto del deseo de Manuel, siendo un personaje plano, aburrido y sin ningún tipo de objetivo, toda la película la actúa junto a Manuel, no tiene escenas solas ni con más nadie: o sea el personaje es un adorno que impulsa a actuar a nuestro protagonista. Si bien la actuación estuvo adecuada al papel, el personaje como estuvo escrito pudo ser interpretado por una Bratz tamaño real y no hubiese importado, más bien felicito a Mariana Francisco por actuar tan bien tan pobre rol.

El personaje de Laureano Olivárez sufre del mismo mal, es un personaje situacional, siempre con escenas con Manue y sin unas propias. Todo problema argumental lo arreglaba este personaje, Manuel necesitaba carros para conquistar a su amada y QUE CASUALIDAD Laureano Olivárez trabaja en un taller y misteriosamente el dueño se iba de viaje por 6 meses y lo deja a cargo. Manuel necesita dinero y casualmente Laureano Olivárez tiene 200 BsF en su bolsillo. Hubo además escenas terribles en las que él y Manuel se reunían en un bar a hablar, con la única razón argumental que teníamos que ver que estaba pensando nuestro héroe, 0 imaginación , 0 narrativa, es como hablar en voz alta que se usa tanto en las novelas, solo por el fin de resolver de la manera más fácil algo que tiene que ser explicado. Obviamente el guión es lo peor de la película.

Ya entrando en otro tema, la dirección es sumamente televisiva, excesivo uso de planos medios, de planos contraplanos, Varela no se atreve, simplemente se va por lo seguro. La estética de los planos no parecían bien cuidados, la mayoría de la película transcurre en two shoots, en muchos de estos uno de los dos personajes no estaba bien encuadrado, recuerdo un plano donde tenemos el cabello de Lucía en casi todo el plano y Manuel atrás cuando llega el papá de ella. No hay nada memorable, en par de ocasiones usan las máquinas, un dolly por aquí una grúa por allá pero parecen usadas sólo por que las tenían, no existió una real justificación para los mismos. Me hubiese justado planos más atrevidos, es una película “comedia sátira”, el director se pudo dar la licencia de “inventar” un poco más con el plano y el montaje.

Bueno, ahora con respecto al contenido de la película, debo decir que si bien todo el mundo tiene derecho a su opinión y todos debemos aprender a vivir en un mundo plural respectando las perspectivas ajenas; también debo decir que el cine es un arte que viene con cierta responsabilidad y más aún una producción de la Villa del Cine, organismo pensado para todos los venezolanos que usa fondos que nos pertenecen a todos. Esta responsabilidad tiene que ser expresada con los matices, vivimos en un mundo de matices, Venezuela es un país de matices, algunos super chavistas , otros no tanto, otros ni ni, de oposición, de derecha, de izquierda, etc, etc…. Comando X es una película de absolutos, vemos el negro más negro y el blanco más blanco, HAY UNA GRAN FALTA DE GRIS EN LA PELÍCULA.

Ese país reflejado en Comando X, no es el país en el que yo vivo, yo vivo en un país de colaboración en el que todos somos hermanos, el país que siento cuando agarro una camionetica (autobús), cuando voy a sabana grande, a chacaito, a las mercedes, al paraíso, a los samanes, a bello monte, al centro,etc, etc. Es un país que le gusta bromear, que le gustan las fiestas y compartir con todos, un país sin problemas raciales, en que los sobrenombres “negr@” son bien aceptados, donde la gente no se siente menos por su color o condición social. Quiero ver películas en las que el pueblo venezolano se una, quiero ver películas de colaboración, de hermandad, películas que reflejen los verdaderos sentimientos de la gran mayoría del pueblo venezolano, ese pueblo que quiere lo mejor para el país, el mismo pueblo que quiere ver a sus hijos crecer, que celebro la medalla de bronce conseguida en los juegos olímpicos, ese pueblo que se une en un estadio a ver juegos de béisbol donde comparte con conocidos y extraños, sin distinción de ningún tipo. No quiero ver películas sectarias, llevando estereotipos podridos a la gran pantalla, esa gran minoría segregada del pueblo venezolano no merece nuestro tiempo, no merece nuestro dinero ni esfuerzo, no merece nuestro cine y ciertamente no merece nuestro arte.

El cine con tilde político panfletario a estado presente desde los inicios del cine, que sería del cine sin Octubre de Sergéi Mijáilovich Eizenshtéin , ese cine defendía los preceptos comunistas de la antigua Unión Soviética (y todos sabemos como terminó eso) pero para aquellos que hemos visto la película ¿quién puede decir que Octubre no es una obra de arte?. O el caso de Leni Riefenstahl y el cine nacionalsocialista , este defendía nada más y nada menos que al movimiento Nazi (que puede ser más terrible que esto), pero sus documentales El Triunfo de la Voluntad (Triumph des Willens, 1934) y Olimpiada (Olympia, 1936) gozan de un manejo del lenguaje del cine documental realmente admirable. Mas allá de sus posiciones políticas ellos hicieron historia por la calidad de sus productos y por el manejo del cine como arte, ellos respetaron a sus espectadores ,uno siempre puede debatir ideas sin necesidad de ofender. El mundo de las ideas es rebatible, para eso existe el mundo del debate cuyo único requisito es el RESPETO por el pensamiento ajeno. Pido desde esta humilde tribuna más películas del verdadero sentir del venezolano, donde veamos nuestra belleza social que es muy grande, sólo debemos quitarnos esa venda y realmente ver la belleza de nuestro país. Esas historias tienen que ser contadas, esas historias DEBEN ser contadas, recuerden que el arte es reflejo de nuestra sociedad  y la nuestra es muy bella espero algún día poderla ver en la gran pantalla. En conclusión le doy a Comando X un lamentable 1 de 10 y espero que sea la última película de este corte que tenga que ver en mi vida.

Categorías:Reviews Etiquetas: , ,